skip to Main Content

Hospice es una “modalidad de trabajo en equipo” de cuidados médicos especializados (Cuidados Paliativos) para los pacientes que padecen cáncer, fundamentalmente en su etapa terminal.

La modalidad del Cuidado Hospice se desarrolla de la siguiente forma:

  • Ambulatorio: Asistencia al paciente y la familia en consultorio. Cuando el paciente ya no puede deambular, se lo seguirá en su domicilio, acompañándolo para que fallezca en su hogar junto a sus seres queridos.
  • Los cuidados: Consisten en realizar tratamiento para el dolor, apoyos emocionales y espirituales específicamente adaptados a las necesidades y deseos realizables del paciente. También se brinda apoyo a sus seres queridos. La idea primordial que rige en este servicio es el convencimiento de que todos y cada uno de nosotros tenemos derecho a morir con dignidad y con el menor sufrimiento posible, es por eso que brindamos cuidados compasivos a los pacientes hasta su fin natural.
  • Hogar: Lugar físico con estructura de casa y no de hospital, donde se alojan los pacientes para brindarles los cuidados compasivos. Dichos pacientes generalmente no cuentan con un grupo familiar para ser atendidos o no disponen de recursos humanos o económicos. También se realizan alojamientos transitorios de pacientes cuyas familias han claudicado en el cuidado por diversas causas.

Como el lugar es una casa se trata de cuidar al enfermo como si fuera una familia, brindándole todo el cuidado necesario con amor y respetando la intimidad que cada persona necesita al final de la vida.

“Las Instituciones son muy importantes e imprescindibles; sin embargo, cuando se trata de salir al encuentro del sufrimiento ajeno, ninguna institución puede de suyo sustituir el corazón humano, la compasión humana, el amor humano y la iniciativa humana” – Juan Pablo II, Salvífici Doloris.

Los Cuidados Paliativos mejoran la calidad de vida de pacientes con enfermedades avanzadas. Sumado a ello, se incluye a las familias, alivianando el sufrimiento mediante la identificación, evaluación y tratamiento temprano de síntomas físicos, así como también psicosociales y espirituales.

Ver más en Cuidados Paliativos »

Un Hospice en Luján porque:

  1. No hay en Luján institución que brinde el servicio Hospice.
  2. Los cambios demográficos y de morbilidad conducen a un aumento del número de pacientes geriátricos y de la prevalencia de enfermedades crónicas y degenerativas.
  3. El progreso científico hace que enfermedades incurables o letales varíen su evolución, prolongando la supervivencia y aumentando la etapa de cronificación.
  4. Se incrementa así el número de pacientes y familiares afectados por el sufrimiento que produce una situación terminal.
  5. Los cambios sociales y económicos han variado la estructura familiar, su dinámica, disponibilidad y recursos. Esto hace que el cuidado de las personas con enfermedades avanzadas y progresivas deba variar.
  6. El cáncer es una enfermedad social, no solo por su incidencia (es la segunda causa de muerte), sino por todos los problemas que acarrea el tratamiento de una enfermedad crónica e incurable.
  7. En gran parte del mundo, fundamentalmente en los países en vías de desarrollo, la mayoría de los pacientes con cáncer se presentan con enfermedad avanzada.
  8. El mal manejo del dolor y de otros síntomas complejos lleva a un aumento del sufrimiento de los pacientes y a una claudicación familiar temprana, produciéndose internaciones reiteradas en un sistema que no está preparado para recibirlos, y produciendo gastos innecesarios en estudios o tratamientos terapéuticos ineficientes sobre el final de vida que no llegan a cubrir las necesidades reales de las personas e incrementando los niveles de insatisfacción.

En respuesta a esta necesidad, un grupo de laicos católicos, profesionales y personas de buena voluntad “no hemos podido pasar con desinterés ante el sufrimiento ajeno”.

Por tal motivo y teniendo en cuenta que “la Iglesia considera el servicio a los enfermos como parte integrante su misión”, hemos constituido el Hospice Madre Teresa, para realizar esta actividad de apostolado, “de buen samaritano” o caritativa.

La obra que realiza el Hospice se financia únicamente con el aporte solidario de sus socios y las donaciones de particulares. Es por eso que toda contribución – por pequeña que fuere – es muy importante y necesaria para continuar realizando nuestra obra.

Podés asociarte colaborando una cuota mensual de $50.- o bien ser Padrino de nuestra institución aportando una cuota mensual superior a los $150.-

Padrinos: Apadriná la vida.
Socios: La paz comienza con una sonrisa.
Donaciones
Voluntariado

Es un hogar para hospedar personas con cáncer terminal, que no puedan ser cuidadas en sus casas, o para realizar alojamientos transitorios a pacientes cuyas familias han claudicado en el cuidado.

Se albergan para descansar, recibir control de sus síntomas y el apoyo espiritual y emocional que necesiten, acompañándolos a encaminarse al momento sagrado y vital de toda persona humana que es el morir.

Ver más en Cuidados Paliativos »

El Movimiento Hospice surge en respuesta a una necesidad concreta de los enfermos que se encuentran atravesando la etapa final de la vida. Mediante un método propio -Hospice y Cuidados Paliativos- los Hospices se proponen ofrecer cuidados integrales a aquellas personas que están próximas al final de su vida por la evolución de una enfermedad incurable o por progresión natural de su envejecimiento.

Los Hospices acompañan al paciente y su familia en esta etapa final de la vida, tanto en una casa destinada a tal fin como en el domicilio de los enfermos; acompañando, ayudando y haciendo que esto sea posible. Los cuidados son llevados a cabo por un equipo integrado por voluntarios y profesionales de diversas áreas, que atienden las distintas dimensiones de la persona, brindando acompañamiento y cuidados competentes y compasivos, nacidos desde el amor y la caridad.

Los Hospices en la Argentina son una iniciativa de miembros de la Iglesia Católica abiertos a todas las personas que los necesiten, sin discriminación alguna, y con especial preocupación por aquellas que carecen de los recursos económicos necesarios o que no tienen entorno familiar que pueda sostenerlos.

El Movimiento Hospice en Argentina quiere ser un aporte a la cultura de la dignidad de la persona y un complemento al Sistema de Salud actual.

Visitar website de Movimiento Hospice Argentina »