Saltear al contenido principal

4 de Febrero: "Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer"

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que, de no mediar intervención alguna, 84 millones de personas morirán de cáncer entre 2005 y 2015.

Cada 4 de febrero, la OMS apoya a la Unión Internacional contra el Cáncer y promueve medios para aliviar la carga mundial de la enfermedad. La prevención del cáncer y el aumento de la calidad de vida de los enfermos son temas recurrentes.

El cáncer es una enfermedad que hasta hace poco creíamos no podíamos evitar, sin embargo, alrededor del 75-80% de los casos de cáncer se atribuyen a factores externos, por eso, consideramos que es un día para cambiar el resto de tu vida, poniendo en práctica todo aquello que nos ayuda a prevenir la enfermedad.

El amor es la primera acción que debemos poner en práctica. Sin dudas, si nos quedamos sólo con los números, no hacemos más que mirar el problema y analizar una estadística, mientras ante nuestra vida pasan personas con necesidad de ser amados antes de ser contados.

“Por supuesto que lo que falta son los principios. La escala de valores no es como debería ser, el ser humano el centro de nuestras preocupaciones.”

Sin embargo, “es justamente en el momento de la enfermedad, cuando se plantea con mayor urgencia la necesidad de encontrar respuestas adecuadas a las cuestiones fundamentales de la vida, como son el sentido del dolor, del sufrimiento, y de la misma muerte.” (Son palabras que dejó escritas Juan Pablo II, poco antes de su muerte).

Seguramente que por esto, el mensaje al que hago referencia, evoca la escena evangélica en la que Pilatos le muestra al pueblo a Jesús, después de haberlo mandado a flagelar, y dice: “Ecce homo”, (aquí tienen al hombre). Este es el ser humano, así como lo ven, tan maltrecho, tan maltratado. Lo dejaron así… ¿No es ésta la situación de muchos enfermos y ancianos abandonados en un hospital o en la propia casa? ¡Y son seres humanos!, –“Ecce homo”-.

Ante la contundente realidad de la enfermedad es inevitable desviar la mirada. “Ecce homo”“Estaba enfermo y me visitaste”. Es el primer paso. El contacto personal. Amarlo…

Señor,
Hazme un instrumento eficaz
de tu misericordia.

Señor, bendice mi mente
Para que no sea indiferente ni insensible,
sino solicita a las necesidades
de mi prójimo enfermo.

Señor, bendice mis ojos
Para que reconozca en el que sufre
tu rostro, y me conduzcan
a la luz y tesoros interiores.

Señor, bendice mis oídos
Para que oigan las voces que suplican escucha
y respondan a los mensajes
de quien no sabe expresar con palabras.

Señor, bendice mis manos
Para que no permanezcan cerradas ni frías,
sino, que transmitan calor y cercanía
hacia quien necesita una presencia amiga.

Señor, bendice mis labios
Para que no pronuncien frases vacías,
sino, que expresen comprensión y gentileza
que nace de un corazón que ama.

Atte. Gastón Colaprete
Vicepresidente y Coordinador de Voluntarios

Esta entrada tiene un comentario
  1. Gas!! Qué puedo decirte… Tenés ese estilo tan exacto y directo para escribir, que hace de tus artículos un placer leerlos!!! Sólo se necesita AMOR para acompañar y obrar… Te quiero mucho!!
    Recordemos siempre esta frase: “El amor es la primera acción que debemos poner en práctica.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *