Saltear al contenido principal

Dicen que los sueños y anhelos se hacen realidad… Por supuesto, tenemos la alegría de confirmarlo. Todos saben que el Hospice Madre Teresa nació como institución hace ya más de cinco años y que el 100% de las personas que colaboran en todas las actividades que se realizan son voluntarios. No es un dato menor; es decir sentimos orgullo por ello y podrán terminar de interpretarlo leyendo la Sección Bioética.

Como ya conocerán, nuestro mayor sueño es culminar con la primera etapa de la obra de construcción de la Casa de la Divina Misericordia. Nuestro gran paso fue haber empezado y no haber parado nunca… Con la colaboración de profesionales y donaciones recibidas desde distintos sectores pudimos llevar adelante el proyecto e ir dejando huellas.

Este es nuestro deseo para el 2011. Desde ya estamos muy agradecidos por acompañarnos y seguirnos día a día. No es una tarea fácil de realizar pero sabemos que se puede. Y nunca olviden que la solidaridad es un valor que permite compartir con el otro, acompañar, sentir… El cuidado desde el amor y la vocación hacen vivas las palabras de Juan Pablo II: “Respeta, defiende, ama y sirve a la Vida, a toda vida humana”.

Esperamos seguir compartiendo este año junto a ustedes!!!

Atte. Lic. Ma. Celeste Camerano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *