Saltear al contenido principal

Cruz de San Damián

El sábado 17 de mayo a las 17 hs. recibimos en el Hospice a los jóvenes de Acción Católica quienes pasaron con la Cruz de San Damián, bendecida por el Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud. Nos unimos en oración a toda la Iglesia a través de una decena del Rosario pidiendo a Jesús que nos ilumine en nuestro apostolado y nos ayude a perseverar.

La luz que inunda el cuerpo de Cristo, brota del interior de su persona. Su cuerpo irradia claridad y viene a iluminarnos. Acuden a nuestra mente las palabras de Jesús: «Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida» (Jn 8,12). Cuánta razón tenía Francisco cuando oraba: «Sumo, glorioso Dios, ilumina las tinieblas de mi corazón».

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *