Saltear al contenido principal

Tuve la oportunidad de visitar el Hospice Casa de la bondad en Salta.

Fue una experiencia muy linda, animadora y desafiante.
Conocí a Ana, la directora, una mujer sencilla y alegre, que nos contó muchas experiencias motivadoras de cómo comenzo el Hospice, y cómo muchas personas fueron bendecidas al llegar a esa casa. Mucha gente transformada por el amor que recibieron. Muchas intervenciones divinas en el momento justo.

Fue un viaje especial donde entendí que Dios quería que escuchara. Todavía tengo un nudo en la garganta.

Cuando uno ve la mano de Dios obrando tan evidentemente, uno se queda sin palabras. Creo que Dios me permitió ver lo que Él está haciendo, y no lo que no está haciendo. En esos pocos días que estuve en Salta vi literalmente a un Dios vivo, trabajando en los corazones, en medio de tanta necesidad de todo tipo. Tengo el alma llena de haber podido percibir una “puntita” de su obrar y volverme más entusiasmada de seguir sirviendo al más necesitado.

Cuando volví esa noche del Hospice escribí ésto:
Dios está, no cabe duda.
Dios está, en el cerro, en la montaña, en Salvador Mazza y en mi casa.
Dios está no cabe duda. Cuando escucho a otros contar como Él los cuida, les quita sus mochilas y los llena de alegría.
Dios está, no cabe duda. Ayer escuché otra vez a alguien que pudo entender que su Padre y su madre es Dios mismo que nos eligió para vivir con Él.
Dios está, no cabe duda. Acá en Salta está cambiando las vidas de todos los que lo toman en serio y se rinden con pleitesía.
Dios está, no cabe duda. En estos tres días tengo una gran emoción por comprobar que Dios sigue mandando y siempre tiene la razón.
Dios está, no cabe duda. Él responde la oración de aquellos que han dejado todo por amar a otros con pasión.
Dios está, no cabe duda. Con esa convicción quiero seguir viviendo para atreverme a decir que sí a lo que Dios tenga preparado para mí.

Analía Duo,
Voluntaria

Esta entrada tiene 4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *