Saltear al contenido principal

¡Feliz Navidad!

En esta Navidad, Cristo es la verdad que tenemos que predicar, la vida que hemos de vivir, luz que debemos reflejar.

Queremos agradecer a todas las personas, instituciones y empresas que nos han acompañado durante estos largos 10 años, por su renovada solidaridad que nos ha permitido seguir siendo y haciendo el Hospice. Durante este año hemos vivido con fe y alegría la apertura del hogar que nos permite complementar el programa de asistencia ambulatoria junto al desarrollo pleno del voluntariado centrado en la caridad evangélica.

Una vez más, renovamos nuestro compromiso, inspirado en las Misioneras de la Caridad y la Madre Teresa de Calcuta:

  1. Nuestra labor es la expresión de amor que tenemos a Dios y a las personas.
  2. Intentamos vivir un espíritu parecido a las Misioneras de la Caridad, de entrega total a Dios, de amorosa confianza mutua y de cariño hacia todos.
  3. Tenemos que amar y servir a Jesús en los pobres y enfermos y así ser santos como Jesús.
  4. Debemos convertir nuestro trabajo en oración y ver a Jesús en las personas que sufren.
  5. Jamás debemos considerarnos protagonistas con motivo de la entrega de un premio o elogios. Se trata de Cristo que se sirve de nosotros como instrumento para amar a los que sufren.
  6. No debemos emitir juicios de condena, ni de murmuración que puedan herir a las personas porque a lo mejor nunca han oído hablar de Cristo.
  7. Somos administradores de un dinero sagrado, fruto de la generosidad y sacrificio de las personas.
  8. Debemos esforzarnos para que cada miembro del equipo y cada colaborador crezca en su parecido con Cristo.
  9. Nuestra obra debe ser obra de Dios por eso debemos realizar nuestro trabajo con humildad.
  10. Cristo es la verdad que tenemos que decir, la vida que hemos de vivir, luz que debemos reflejar, amor que se ha de amar, alegría que debemos esparcir, paz que debemos sembrar, sacrificio que debemos ofrecer por todas las personas.

Les deseamos a todos una Feliz Navidad y un buen comienzo del año 2015.

– Dr. Cristian Viaggio, Presidente

Esta entrada tiene un comentario
  1. Gracias por haber sido una luz en el último tramo del camino de mi querida abuela Elsa Grattier (Titina) . Al final no hay sino palabras de agradecimiento y mucha, mucha paz… Fueron el pesebre de nuestra Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *