Saltear al contenido principal

Hospice Madre Teresa: Educación en La Cultura de la Vida

La Educación es una de las actividades más importantes que desarrollamos desde el Hospice junto con la asistencia a los pacientes con cáncer avanzado.
La intensa actividad educativa la realizamos en la comunidad de Luján y en las escuelas. El tema que consideramos importante para el crecimiento y progreso de la sociedad es: La cultura de la vida.

La última charla fue dada en la escuela El Tejado de Gral. Rodríguez, sobre ruta 6, donde un grupo de alumnos adolescentes, coordinados por el docente Cristian Monti, no sólo escucharon sino que participaron activamente de la exposición: Hospice Madre Teresa y Cultura de la Vida.

La educación sobre el “derecho a la vida” desde la concepción hasta su fin natural es uno de los pilares fundamentales para la formación integral de los jóvenes, para que puedan transformar la realidad luchando contra las diferentes formas de injusticias y, sobre todo, ser buenas personas. Educar en los “valores verdaderos” como la solidaridad y el derecho a la vida hace que tomen conciencia y puedan identificar
cuáles son los verdaderos atentados contra las vidas más necesitadas y desprotegidas.
La formación de la conciencia es una de las actividades educativas que debemos llevar adelante principalmente los padres, pero las escuelas y, sobre todo, “las escuelas católicas” deben insistir en la enseñanza de cuestiones morales que atentan contra la persona humana como el aborto, la eutanasia, la contracepción y la ideología de género, aunque vayan contra la mentalidad laicista de un mundo secularizado que se “siente orgulloso” de haberse liberado de los “valores tradicionales”. Este mundo, que ha dado “muerte a Dios”, a su vez no encuentra el rumbo desde lo humanístico-moral y poco a poco va quedando atrapado en el callejón sin salida del inmanentismo y la libertad exacerbada. Esta “libertad sin límites” no hace más que conducir a nuestros hijos a obrar sin responsabilidad y a poner en riesgo su salud psico-física y espiritual a través del flagelo del alcohol, la droga, el inicio temprano de las relaciones sexuales, la anticoncepción y el aborto. Jóvenes confundidos por la TV, Internet y las múltiples redes sociales que no hacen más que alimentar la frivolidad, excitando los sentidos al punto de creerse que la felicidad está relacionada con el consumo y placer.

Necesitamos educar a los jóvenes en los valores perennes y eternos, para que asuman una actitud responsable frente a situaciones que requieren hoy mucha valentía por parte de ellos para decir “NO”.

Desde el Hospice estamos convencidos de educar a los jóvenes en valores que respondan a una “verdad objetiva, universal y trascendente” para poder vivir una vida responsable, feliz y llena de sentido. Para llevar adelante este apostolado, tratamos de superar todos los obstáculos culturales, jurídicos y sociales que con frecuencia se interponen, como verdaderas barreras, que atentan contra la educación y la salud de las personas.

Dr. Cristian Viaggio

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Excelente todo. Desde la foto de los participantes hasta, sobre todo, la reflexión que hace de fondo a la misma. Sí, está muy bien expresado: que respondan a una verdad objetiva, universal y trascendente. Que se formen la conciencia en la vivencia y la defensa de los valores innegociables. No se podría expresar mejor en pocas líneas. Y, además, como una consigna para todo, es la de no desanimarnos nunca, aquello de Pablo a Timoteo: “Predica con oportunidad o sin ella”. Y es porque sabemos QUIÉN es el que da el crecimiento.

  2. Interesante nota, sobre todo aquello que pueda llegar a los jóves y que hacen la la cultura de la vida y la solidaridad, un bien escaso hoy.
    Los felicito!!, como padre de 10 hijos y abiuelo de 33 nietos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *