Saltear al contenido principal

La tradicional hospitalidad cristiana de siglos se volcó sobre todo a los peregrinos, huérfanos y pobres (Hospicios), y a los enfermos (Hospitales).

A partir de la doctora Cicely Saunders, en una llamada providencial enorme, se ha referido sobre todo a pacientes diagnosticados con enfermedades terminales.

La doctora Elizabeth Kubler-Ross retoma lo anterior y agrega el brindar el Cuidado Hospice también a domicilio. Las personas y familias van al Hospice, y también el Hospice va a su encuentro.

El Hospice, en su misión humanizadora y evangelizadora, ofrece un programa integral de servicio médico, psicológico, social y espiritual a las personas diagnosticadas con una enfermedad terminal.

El Hospice, es un servicio paliativo integral para que las personas puedan vivir en plenitud hasta el último instante. Nuclea equipos de profesionales y voluntarios en los distintos campos. Da la oportunidad  de vivir con dignidad, desde el amor, cada momento de la vida. Apunta a la sanidad de la persona y al ambiente propicio para un ‘buen morir’. Y sobre todo, se extiende al paciente, a su familia, a la comunidad, a la sociedad, viviendo el día a día con tranquilidad y en paz.

Es Jesús el que envía a la misericordia, la compasión y el amor pleno.

Hospice Madre Teresa visibiliza todo lo anterior en una vocación de acción concreta y entregada, que nos saca del letargo y de la indiferencia.

El Señor es adorado, alabado y bendecido cuando aceptamos su envío y misión de “dar la vida por los hermanos”

(Salvifici Doloris 29, san Juan Pablo II) “El hombre debe sentirse llamado personalmente a testimoniar el amor en el sufrimiento. Las instituciones son muy importantes e indispensables; sin embargo, ninguna institución puede de suyo sustituir el corazón humano, la compasión humana, el amor humano, la iniciativa humana, cuando se trata de salir al encuentro del sufrimiento ajeno”.

JESÚS Y MARÍA BENDIGAN AL HOSPICE Y A TODA SU GENTE.

Hermano Antonio Ostojic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *