Saltear al contenido principal

El concepto “acompañar” puede tener diversos significados según se mire de una u otra manera. Dentro de este contexto, lo entendemos como una forma de participación continua hacia un mismo objetivo; es estar en el proceso y desarrollo del mismo.
Los integrantes del Hospice Madre Teresa, junto a otras personas que decidieron por libre elección participar sin recibir nada a cambio, entienden el crecimiento institucional como un bien preciado que permitirá colaborar en gran medida con muchas familias de la zona.

Desde el comienzo de nuestra propuesta comunicacional, hemos demostrado e informado sobre el avance de la Casa de la Divina Misericordia. Pudimos observar cómo la obra de construcción iba tomando forma. Hoy queremos señalar en imágenes el vuelco que significa para el Hospice este proyecto. Muchas veces nos vemos limitados a realizar actividades/talleres junto a nuestros pacientes y familias por tema de espacio físico; a su vez podremos proceder al asilo. No obstante, y sin nunca darnos por vencido, logramos aquello que tanto anhelamos. Por supuesto, y no nos cansaremos de repetirlo, gracias a muchos de ustedes que jamás se rindieron y optaron por nuestro crecimiento.

Con el grito puesto en el cielo, esperamos en el 2011 poder recibirlos en nuestro nuevo Hogar con los brazos abiertos; sin olvidar de dónde venimos y hacia dónde vamos…

Casa de la Divina Misericordia (Obra en Progreso)

Atte. Lic. Ma. Celeste Camerano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *