Saltear al contenido principal

Misa, emoción y alegría

El pasado martes 11 de junio, en un ambiente de intimidad y unión, el Padre Daniel Guerra celebró una misa a todos los integrantes del Hospice Madre Teresa. El clima que se generó fue algo inolvidable… palabras justas, silencios que lo dicen todo, lágrimas y profunda emoción.

Durante la misa se bendijo la Casa de la Divina Misericordia, brotaron pedidos para este nuevo desafío, y por supuesto, muchos agradecimientos.

Luego de la misa compartimos una cena a la canasta, disfrutando del hermoso momento.

Esta entrada tiene 3 comentarios
  1. Alabado sea el Señor que ha impulsado y llenado de fe y amor en acción a tantas personas para realizar
    ésta, que es su obra, y que ÉL la hace de cada uno de los que han respondido con generosidad y perseverancia para que se hiciera posible. Y se hizo, y se sigue haciendo. Nació frente a Jesús Eucaristía, nació mirando el amor en acción de Madre Teresa de Calcuta. Que por su intercesión el Señor dé a todos el máximo de fidelidad a su llamado de vida. Un abrazo.

  2. …Es verdad que las palabras no alcanzan para expresar la alegría y la emoción que todos sentimos…
    Gracias Dios mío por darle a todo el equipo interdisciplinario, a los voluntarios y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que continuamente colaboran, un corazón pleno de convicciones, de solidaridad, de entrega, de esfuerzo…
    Que los dones de la Gracia, la Paz, la Alegría , la Fe y la Entrega sean siempre nuestro sostén y nuestro emblema…
    Que el Amor misericordioso nos dé serenidad y consuelo en el dolor y el sufrimiento que muchas veces transitamos…
    Un abrazo para todos, queridos míos….
    Andrea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *