Saltear al contenido principal

Redes Sociales y Cuidados Hospice

Red, un término que procede del latín rete, hace mención a la estructura que tiene un patrón característico. Esta definición permite que el concepto se aplique en diversos ámbitos, como la informática: donde una red es un conjunto de equipos interconectados que comparten información.

Desde el ámbito Social, por su parte, es aquello perteneciente o relativo a la  sociedad: el conjunto de individuos que interactúan entre sí para formar una comunidad.  Lo social suele implicar un sentido de pertenencia.

Por tanto, podemos decir que la  RED SOCIAL, está vinculada a la estructura donde un grupo de personas mantienen algún tipo de vínculo.

En el Hospice Madre Teresa, desde sus inicios, fue primordial armar “una red social de asistencia”, con las diferentes instituciones, Ongs, entidades gubernamentales y no gubernamentales de nuestra ciudad y de los alrededores, a fin de estar interconectados e interactuar entre sí a nivel comunitario.

¿Cómo llegan las personas al Hospice Madre Teresa en búsqueda de ayuda…?

Cuando una persona se acerca al Hospice en búsqueda de ayuda, generalmente fue derivada desde algún centro periférico de atención primaria de salud, por personas que han recibido el acompañamiento desde la institución, por información relevada  de internet, por derivación médica, entre otras. Una vez derivada, se asigna una entrevista de admisión, donde se solicita la documentación pertinente (fotocopia de DNI, derivación médica y fotocopia de carnet de obra social, en caso de poseer, y de los últimos estudios)  y a partir de allí se realiza una evaluación diagnóstica de la situación y se planifica un plan de acompañamiento  y cuidado de acuerdo a cada necesidad.

¿Qué ofrecemos…?

Dentro de la asistencia y acompañamiento brindado por el Hospice, ofrecemos:

*Acompañamiento y asistencia domiciliaria por un equipo de voluntarios profesionales y no profesionales, así como también se proveen insumos necesarios para el cuidado.

*Reuniones multifamiliares: el principal objetivo es el acompañamiento, asistencia, apoyo y orientación a todos aquellos miembros del sistema familiar, en tanto cuidadores y principal red de sostén; de un ser querido afectado por la enfermedad.

*Talleres de contención y recreación: en el que participan realizando actividades manuales,  recreativas  y de introspección, personas enfermas de cáncer.

*Grupo de duelo: teniendo como finalidad principal el acompañamiento, contención y orientación de personas que han sufrido una pérdida

Finalmente, es importante señalar  que se planea para el año en curso, el servicio de “Hogar de Día”, para hospedar durante el día a personas que acompañamos  en domicilio y que por diferentes razones el entorno significativo no puede cuidar de ellos, así como también; nos proponemos iniciar con el cuidado en nuestra “Casa de la Divina Misericordia”, a fin de hospedar a aquellas personas, que por diferentes razones no pueden ser asistidas en sus domicilios.

Les comparto una cita, la cual, cada una de las personas que trabajamos en el Hospice nos proponemos día a día:

“…Como el buen samaritano, estáis al lado y al servicio de los enfermos y de quienes sufren, respetando en ellos, por encima de todo y siempre, la dignidad de la persona y, con los ojos de la fe, reconociendo la presencia de Jesús sufriente…” (M II, 7)

Lic. Paula Olaizola
Trabajadora Social

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Muy bien explicado, gracias, Paula. Y cuando el testimonio y la reflexión están unidos, como lo están en tu vida y en la de muchos miembros del Hospice, se hace testimonio creíble y visible, como nos pide el Señor: “Brille así la luz de ustedes, para que viendo sus buenas obras, ellos glorifiquen al Padre que está en el cielo”. Ése es el camino que nos traza Jesús, el que ustedes transitan, y nos marcan rumbos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *