Saltear al contenido principal

Respiremos a Cristo, por la mañana antes de salir hablemos con Él.Respiremos a Cristo, reflexión por Analía Duo
Respiremos a Cristo, en todo momento, con alegría o con tristeza, pidamos su fortaleza.
Respiremos a Cristo, pidamos perdón, actuemos con valor, siempre nos está esperando para estar a nuestro lado.
Respiremos a Cristo, somos como somos, lo único que nos salva es clamar por su nombre y aferrarnos a Él con pasión.
Respiremos a Cristo, la única fuente de inspiración capaz de cambiar el corazón.
Respiremos a Cristo, no hay nada mejor que percibir su olor y sentir su gran amor.
Respiremos a Cristo, un desafío enorme cuando la vida nos distrae con tantas corridas y fantasías.
Respiremos a Cristo, su fragancia no tiene comparación, limpia nuestra alma y nos llena de esperanza.
Respiremos a Cristo, una y otra vez, continuamente, todo el tiempo. Respiremos más y más de Él.
Respiremos a Cristo, es el único sustento que llevamos dentro y le da vida a todo el cuerpo.
Respiremos a Cristo, aunque nos cueste hacerlo, con poco o mucho esfuerzo, es la única medicina que nos quita nuestra humanidad y nos da total libertad.
Respiremos a Cristo, si hay algo puro de verdad es tenerlo a Él como autoridad.

Analía Dúo,
Voluntaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *