Saltear al contenido principal

voluntariado

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan sólo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”. Madre Teresa de Calcuta

El Hospice Madre Teresa es la concreción de una vocación…una vocación de servicio para que las personas que atraviesan el final de sus vidas sientan la presencia de Dios a través de un cuidado amoroso y desinteresado que afirme su dignidad y le de esperanza.
Año tras año fuimos creciendo con la firme convicción de brindar toda la ayuda que fuera posible desde la labor del voluntariado.

Esta labor es llevada a cabo por un equipo de profesionales voluntarios y un equipo de 35 personas voluntarias, en actividad de lunes a lunes de 9 a 21 hs. en tres distintos turnos; y algunos más que suman su trabajo en los momentos en que se requiere de ellos.

Ambos equipos nos proponemos: respetar, defender, amar y servir a la vida, a toda vida humana hasta su final natural, brindando toda la hospitalidad y cuidados necesarios para que una persona que padece una enfermedad progresiva e incurable, pueda atravesar esta etapa de la enfermedad en el amor y no en soledad y abandono.
Recibimos a todas aquellas personas adultas con diagnóstico de cáncer en estado avanzado, con problemas de índole social, económica y asistencial que residan en la ciudad de Luján.

¿Qué es ser voluntario?

  • Es toda persona que presta un servicio de manera desinteresada a otra persona o a la comunidad.
  • Desde el Hospice tratamos de conjugar la capacidad profesional con el amor generoso y gratuito.
  • Implica toda una actitud ante la vida.
  • Nuestro trabajo es en equipo y el centro de nuestra actividad es el Huésped. Para nosotros Cristo.

El equipo lleva a cabo tareas dentro de la Casa de la Divina Misericordia y también se asiste a pacientes en domicilios. La casa tiene espacio, por el momento, para albergar hasta 4 huéspedes, haciéndolos sentir como si estuvieran en su propia casa.
Los voluntarios realizan las tareas cotidianas de toda casa, limpiar, cocinar, lavar ropa, planchar, hacer las compras, ocuparse del parque, su mantenimiento general, dando siempre la prioridad a las necesidades de cada uno de los huéspedes y sus familias, de ser escuchados, mimados, cuidados con el mayor amor.

El voluntario se caracteriza por ser humilde, paciente, alegre, entusiasta, cariñoso y atento, para eso somos formados y nos comprometemos a que el aprendizaje sea diario y sostenido en el tiempo.

Oramos para:
Tener siempre a mano: una sonrisa cálida, un apretón de manos, un abrazo fuerte, una mirada suave, una caricia al alma, un silencio compasivo, una charla amena, una oración simple… Recordando siempre que somos un equipo y ¡estamos aquí para el servicio!.

Si estás interesada/o en formar parte de nuestro equipo de voluntarios, solicitamos se comuniquen al 02323-438286, de lunes a viernes de 9 a 14 hs. para coordinar una entrevista.

Coordinadoras del Voluntariado
Sra. Fernanda Pérez
Sra. María del Carmen López Romera

Esta entrada tiene un comentario
  1. FUNDACIÓN CARIDAD MUNDIAL, es una Organización de corazón solidaria que vive de la misericordia de Dios, guiado únicamente por el poder y milagro de nuestro buen Jesús.
    Oramos por su trabajo generoso que realiza en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *