Saltear al contenido principal

Francisco Hernández

Llegue al Hospice de la mano de Juli. En el verano, me convocó para colaborar con el diseño del sitio web del Movimiento Hospice Argentina y, sin saber bien de qué se trataba la obra, accedí. De a poco, fui investigando y leyendo qué era lo que hacía un Hospice, quedé realmente sorprendido. Algo me movió, sentí que si tanta gente podía ayudar y aportar su granito de arena, yo podía poner el mío, pero hasta ese momento no sabía bien cómo.

Pasaron algunos meses, el trabajo para el Movimiento Hospice Argentina había quedado atrás pero mis ganas de ayudar continuaban. Juli volvió de un viaje y, como nuestro plan era trabajar juntos, empezamos a unificar proyectos. Al ver que uno de los que él llevaba adelante era la comunicación en internet del Hospice Madre Teresa entendí que esa era la forma de ayudar que estaba buscando.

Debo admitir que al comienzo no estaba enterado de la obra, ni siquiera sabía qué era bien lo que hacían (creo que eso fue lo que me motivó a colaborar con la difusión). Y hoy, con tan sólo unos meses de ayuda, aunque sé que mi aporte es pequeño al lado de lo que hacen la mayoría de los voluntarios, estoy orgulloso de formar parte de este equipo.

Agradezco a Celeste y Cristian que son mis interlocutores y quienes nos dan el espacio para que aportemos nuestro granito de arena desde lo que sabemos hacer, y a Juli por acercarme hasta este hermoso lugar. Y aprovecho para felicitar a todos aquellos que, desde donde pueden, prestan su colaboración para con el Hospice.

Y como varias veces escuche decir por acá: ¡Sigamos siendo y haciendo el Hospice!.

Francisco Hernández

Esta entrada tiene 13 comentarios
  1. Hola , Pecas ! Qué sorpresa ! Me encantó tu testimonio! Sos otro joven que se suma a esta hermosa tarea, y eso es una buena noticia ! Sabés que sos como un sexto hijo para mí ! Bienvenido al Hospice !!!

  2. Hola Pecas, que bueno leer sobre lo que estás haciendo. Te felicito por eso!!!! Sumar con tu pequeño esfuerzo, se multiplica en un montón de seres.
    Estas instituciones que dan dignidad a las personas y mejoran nuestra comunidad, necesitan más jóvenes como vos con toda su energía y creatividad. Un abrazo.

    1. Gracias Rosita! Me parece que esa es la idea, tratar de sumar; y en nuestro caso, difundir esta obra increíble.

      Gracias por tus palabras!

  3. ¡Muy bueno el testimonio! Muchas gracias por sumarte y acompañarme. Se nota claramente tu convicción en las ganas y el profesionalismo que le ponés a todo lo que hacés para el Hospice. Una vez más emprendiendo algo juntos, eso me llena de alegría y orgullo! 😉

  4. Muy estimado Fran, es una alegría para nosotros que seas un voluntario del Hospice, ya nos hemos dado cuenta de todas tus cualidades profesionales y humánisticas. Sabemos que donde hay tanto dolor y tanto sufrimiento por aliviar, cada persona que se sume, ayuda con su simple “presencia amorosa” a construir un mundo mejor, más humano y solidario. Espero que con toda la energía de la juventud, puedan transformar y despertar a otros jóvenes en el camino de la solidaridad, como camino de entrega desinteresada y amor.
    Mis felicitaciones, espero algún día que nos juntemos con Juli para compartir un tiempo juntos y conocernos más.
    Estoy en oración por todos y cada uno de ustedes. Que Dios los bendiga y les conceda la fuerza de perseverar en el camino de la santidad.
    Un abrazo.
    Cristian

  5. Hola Fran!!! Gracias, gracias y nuevamente gracias por el trabajo que realizan todos los meses junto a Juli!!!! Son un GRAN equipo, lleno de convicción, profesionalismo y, por sobre todas las cosas, de voluntad y solidaridad!! Sigamos sumando gente joven al trabajo solidario!! Es un gusto, en lo personal, trabajar con personas como ustedes!!!

    Cariños!

    Celeste

  6. Hola Fran, no te conozco, pero me hace muy feliz ver gente joven comprometida, seguramente son muchos los jóvenes que trabajan para hacer que el mundo sea un hermoso lugar, pero conocer tu testimonio me llenó de alegría, muchas gracias por sumarte a esta familia Hospice Madre Teresa.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *