Saltear al contenido principal

Norma González de Moyano

Motivan estas líneas toda una experiencia difícil y dura, como la enfermedad de cáncer y consecuente muerte de un ser querido: mi padre.

Llegué al Hospice una tarde a ver al Dr. Cristian Viaggio (médico de mi papá en ese momento) en busca de una receta, con los ojos empañados en lágrimas y mi alma sin consuelo; ya que ese era mi estado por aquellos días. Cristian no estaba, fue Paulita quien más allá de sus palabras, con su gran dulzura, sin conocerme siquiera y entendiendo mi dolor, me secó las lágrimas, me escuchó, me consoló, se conmovió conmigo y sentí en lo más profundo de mi ser que ya no estaba tan sola en la lucha. Vi en sus ojos al igual que en los de Cristian todo el amor que sólo transmiten algunas personas signadas por Dios. En ese momento, empecé a comprender lo que implicaba el Hospice.

Hoy, a pesar de la partida de mi papá, quiero agradecer primero a Dios por haberme asistido con el don de la fortaleza; para poder aceptar el mal que lo aquejaba y decir sin culpa “Bendita Enfermedad”, porque gracias a ella, mi padre, que si bien era un hombre muy pero muy bueno, se creía omnipotente y autosuficiente. Digo “Bendita Enfermedad” porque en esos difíciles y benditos momentos, a través del amor, aprendió a llorar y a decir te quiero, a pedir ayuda y me mostró el hermoso ser humano que había en él. El aceptar con humildad y dignidad la Cruz que Dios había elegido para él; fue un ejemplo de vida para mí.

Agradezco profundamente a Cristian el haberlo acompañado en esa etapa difícil, a lograr su conversión que le permitió pedir perdón en el momento que Dios tocó su corazón. Así pude despedirme del ser más bueno junto a mi madre, decirle que lo amaba a través de mis gestos, mis actitudes, mi compañía, en fin… Con mi entrega toda hacia él.

Hoy, una vez elaborado mi duelo y después de haber hecho el Curso de Voluntarios, me encuentro en este “Bendito Hospice” formando parte de este grupo humano, aportando mi granito de arena. No fue una decisión más, sino un llamado de Cristo a quien dije ¡Sí!, con el compromiso de ayudar acompañando a los pacientes en su fase final, ya que cada momento vivido con ellos es una lección de vida. No es fácil, sólo invoco al Espíritu Santo que me asista y dejo que el corazón vaya mandando en este apostolado con el que Dios me ha bendecido.

Gracias a todos y a cada uno de los miembros del Hospice Madre Teresa por haberme permitido vivir esta misión y que Dios nos siga iluminando para seguir siendo y haciendo el Hospice.

Atte. Norma González de Moyano
Voluntaria

Esta entrada tiene 15 comentarios
  1. Norma, te agradezo tu bellísimo testimonio y tu reflexión. Dios va guiando misteriosamente nuestros pasos en este peregrinar por la vida, hacia el encuentro con Él y con los hermanos. Qué lindo lo que contás del tu encuentro con la gente del Hospice, con Paula y con Cristian, lo que manifestás del afecto hacia tus padres, del acompañamiento a tu padre, del llamado que recibiste de Dios para ser vos también voluntaria.
    Un abrazo y cariños a tu familia, en especial a Claudia.

  2. Normi!!!! Me emociona ver tu testimonio publicado!!!! Qué puedo decirte que no sepas??? Comparto cada mañana con vos y sos una persona muy importante para mí!!! Día a día aprendo y aprendo!
    Sé el esfuerzo que realizaste y conozco los sentimientos que provocaron el escribir este artículo! Tu Testimonio, además de ser muy bello y sincero, refleja la razón de ser del Hospice.
    Te quiero mucho mucho mucho y gracias nuevamente por contar tu historia!!! Sos una GRAN amiga!

  3. me emociono mucho lo q escribiste Normi, sos una persona de luz, de amor, de entrega, de lucha, una gran mujer! ,que predica con el ejemplo, sos una persona tocada por Dios, admiro tu vocacion de servicio!! te quiero muchisimo!!!

  4. Norma….qué belleza tu experiencia y la enseñanza que deja…Te felicito por tu amor …tu dedicación y ahora entiendo la calidez de tu hija…. todo se transmite y se hereda!! Cariños ♥

  5. Muy querida Norma, muchas gracias por tu bellisimo testimonio. No tengo palabras para agradecerte lo que día a día hacés por todos y cada uno de los enfermos. Tu testimonio es claro, es Cristo quien nos guia en el camino de la vida, y todo es para gloria de El. Te queremos mucho todos en el Hospice. Un fuerte abrazo en Cristo y María.

  6. NORMA ME EMOCIONÓ MUCHO TU TESTIMONIO QUE LINDO Y QUE BUENO TODO LO PUDISTE APRENDER Y RESCATAR A PESAR DE TODO ESE GRAN DOLOR , PRIMERO LO DE TU MAMÁ QUE FUE TAMBIÉN LA MÍA Y DESPUÉS TU PAPÁ QUE FUE UN SER ESPECIAL PARA MI , HAYAS PODIDO SABER RESCATAR( ES LA PALABRA PARA MÍ )LO BELLO DE PODER DAR AMOR Y RECIBIR TANTA SATISFACCIÓN QUE TE LLENA EL ALMA!!!!!! ME ALEGRO MUCHO POR VOS TE QUIERO MUCHO……!!!!!!!!!!!!!!!

  7. que lindas tus palabras prima es muy emotivo y duro a la vez lo que has pasado con tio o sea tu papa fuiste muy luchadora el buscar una solucion y ayudar a tu papa sos corajuda y fuerte que sigas asi toda tu vida que es muy valioso lo que haces hoy.Hoy te toco a voz mañana.La vida te da sorpresa cosas que nunca uno espera.El perder a una madre y dentro de un año y medio al padre hay que ser fuerte!!!!!! para perder 2 personas tan importantes los que son nuestros papas pero bueno hay que seguir la vida sigue….te felicito por lo que has echo y por lo que hoy haces yo realmente desconosia esto me encanta prima te quiero mucho…….prima y voz sabes que siempre estas en mi corazon…

  8. NORMI: Doy gracias a Dios por haberte conocido a través del HOSPICE. Tu dulzura y humildad son un ejemplo para mí.Que DIOS TE BENDIGA.Gracias por tu entrega!!!! Cariños!!!!!

  9. Norma, que lindo tu testimonio!!! por lo poco que nos conocemos se que sos una gran persona, de corazon enorme, muy sencilla y super sensible… Agradezco a Dios haberte conocido.. Te quiero muchooo!!!

  10. Normita, tu testimonio encierra una gran belleza espiritual y humana. Realmente me emocionó mucho leer esas líneas escritas con tanto sentimiento y sinceridad.

    vos sabés que te quiero muchísimo!

    un abrazo,

    Ana

  11. Mi queridísima Normi : no cabe ninguna duda que SOS una elegida de nuestro SEÑOR
    Tu testimonio me conmovió hasta las lagrimas. Sabes lo mucho que te quiero y gracias
    por estar siempre, por mas que pase tiempo sin vernos estas en mi corazon.
    DIOS te siga llenando de Bendiciones!!!

  12. Normita… tarde pero seguro!!!! Es un orgullo para nosotros tenerte ,… sin duda, sos una elegida de Dios para que estes en el Hospice, cumpliendo tan maravillosa mision: ser la cara visible del Hospice cuando alguien viene tan triste, desolado, angustiado y desesperado… sin cuestión alguna, es ahí donde Dios quiere que estes!!!

    Te adoro con toda mi alma….

    Pauli

  13. HOLAAAA PRIMA AQUI ESTOY LEYENDO TU TESTIMONIO DE VIDA, QUE AHORA NOS TOCA A NOSOTROS, QUERIA AGRADECERTE TU VISITA Y LA DE TU FLIA. DEJASTE A MI PAPI MUY CONTENTO, TAMBIEN A NOSOTROS, PAPA ESTA RECIBIENDO SU TRATAMIENTO HASTA AHORA BIEN A PESAR QUE RECIEN COMIENZA, PERO SE LO VE MUY ANIMADO, YO AHORA TAMBOEN ESTOY TRATANDO DE ACEPTAR TODO ESTO, RESO MUCHO Y PIDO A DIOS Y A LA VIRGENCITA DE ITATI ME DE FORTALEZA PARA PODER SOBRELLEVAR TODO ESTO Y POR LO MENOS AHORA ME SIENTO ALGO MEJOR, BUENO NORMI NUEVAMENTE GRACIAS, GRACIAS POR TU VISITA Y ESPERO PUEDAS VOLVER EN ENERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *