Saltear al contenido principal

Este sábado 12 de diciembre se llevó a cabo en la «Casa de la Divina Misericordia» del Hospice Madre Teresa la celebración de la Misa de Luz, acontecimiento que nos encuentra cada año con familiares y amigos de huéspedes que hemos cuidado y que han fallecido en el transcurso del año, acompañados por el Equipo Interdisciplinario del Hospice.

Esta vez, por razones sanitarias y de cuidado, la misa fue transmitida en vivo por Zoom y en nuestra página de Facebook, y las familias fueron invitadas a participar a través de estos medios a distancia. Bajo el lema «Enciende una luz, una vida» las voluntarias de la institución presentes llevaron al altar «la luz» correspondiente a cada huésped que este año, tan particular, fue atendido en su domicilio bajo el Programa de Asistencia Ambulatoria.

Cada familia recibió también una vela y una oración, para sumarse desde sus casas a este momento tan sagrado. El altar se instaló al aire libre, en el parque de nuestra casa donde, como todos los años, la emoción invadió a los presentes. El padre Lucas García, flamante Rector de la Basílica de Luján, fue quien ofició la Santa Misa.

Dijo Jesús: «Yo soy la luz del mundo, quien crea en Mí, aunque muera, vivirá». Desde nuestra concepción cristiana, creemos que cada persona que ha fallecido llegará en espíritu a la Casa del Padre, respetamos también todas las creencias, y reafirmamos que la vida de quien nos dejó, debe ser recordada y honrada con la luz del amor, la reconciliación, la fe y la esperanza.

¡Gracias a todos los voluntarios por asistir y a las familias por acompañarnos desde sus hogares!

Grabación de la Misa de Luz

Galería de momentos

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.