Saltear al contenido principal

La OMS señala que a nivel mundial solo un 14% de las personas que necesitan asistencia paliativa la reciben. El 9 de octubre de 2021 celebramos el Día Mundial de los Hospicios y los Cuidados Paliativos, bajo el nuevo lema «No dejar a nadie atrás, equidad en el acceso a los cuidados paliativos».

En el marco de esta celebración el jueves 28 de octubre se firmó entre la MUNICIPALIDAD DE LUJÁN, representada en este acto por el Sr. Intendente Municipal, Lic. Leonardo Luis Boto Álvarez y el HOSPICE MADRE TERESA, representada en este acto por su Presidente, Sr. César Peláez, el CONVENIO MARCO DE COLABORACIÓN Y COOPERACIÓN INSTITUCIONAL.

Este Convenio considera la importancia de desarrollar tareas de coordinación, integración y gestión para la consecución de objetivos comunes. En este contexto se ha desarrollado desde el Hospice y el Municipio la creación y la implementación de un “PROGRAMA DE INTEGRACIÓN DE SERVICIOS DE CUIDADOS PALIATIVOS Y CUIDADOS HOSPICE” para todo el Partido de Luján.

El programa se implementará y desarrollará progresivamente por etapas y para su implementación la Municipalidad de Luján y el Hospice Madre Teresa aportarán los recursos humanos, físicos y materiales que se consideren necesarios para las exigencias de cada etapa. Es importante destacar que las partes mantendrán la individualidad y autonomía de sus respectivas estructuras profesionales, técnicas y administrativas, asumiendo particularmente las responsabilidades acordadas en el marco del convenio.

Es importante generar estas políticas públicas fundadas en los Derechos Humanos. El respeto por la dignidad de las personas más vulnerables y el respeto por la vida hasta su fin natural hacen que este programa esté fundado en los Derechos Humanos. Todas las personas tienen el derecho a recibir cuidados paliativos de forma equitativa mediante una asistencia interdisciplinaria de calidad, integrada y no fragmentada.

Desde la comunidad compasiva del Hospice hemos asumido el compromiso de cuidar a los enfermos más vulnerables en el final de la vida con una visión solidaria. La sociedad actual parecería no tener interés en cuidar a las personas que padecen una enfermedad progresiva e incurable y lo que es peor aún, consideran esta situación como un sin sentido. Esta realidad es alarmante porque llevan a la sociedad a legitimar acciones como la eutanasia, como “éticamente correctas”, cuando en realidad, atentan contra la vida y la dignidad de las personas enfermas.

Muchas veces, las inequidades y el cansancio nos desaniman y nos hacen sentir que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar del sufrimiento, pero desde la caridad cristiana estamos convencidos que el mar sería menos si le faltara esa gota de amor.

Desde el Hospice Madre Teresa agradecemos a todos los profesionales, concejales y funcionarios que han apoyado la concreción de este “PROGRAMA DE INTEGRACIÓN DE SERVICIOS DE CUIDADOS PALIATIVOS Y CUIDADOS HOSPICE”

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.