Saltear al contenido principal

El 4 de febrero es el día mundial de la lucha contra el cáncer y como cada año, el Hospice Madre Teresa se suma a acompañar a la comunidad en la difusión de información sobre esta enfermedad y ayudar a concientizar a la población sobre su prevención y diagnóstico temprano.

La campaña mundial “Yo soy y voy a” comenzó en el año 2019, con el propósito de hacer reflexionar sobre la importancia de la detección temprana del cáncer y el impacto en la sociedad del planeta con el objetivo último de conseguir un mundo más sano.

Nosotros somos el Hospice Madre Teresa y vamos a compartir información relevante con nuestra comunidad.

¿Qué es el cáncer?

El cáncer es una enfermedad que se forma cuando se producen cambios en un grupo de células sanas del organismo que generan un crecimiento anómalo dando lugar a un bulto llamado tumor. Esto ocurre con todos los cánceres, a excepción de la leucemia que es cáncer de la sangre.

Los tumores pueden ser benignos o malignos. Los tumores benignos no son cancerosos y rara vez suponen una amenaza vital, por el contrario, los tumores malignos crecen más rápidos que los benignos y tienen la capacidad de expandirse y destruir los tejidos vecinos.

Cada año, 9,6 millones de personas mueren de cáncer siendo así la segunda causa de muerte en el mundo. Sin embargo, según indican estudios mundiales, al menos un tercio de los cánceres comunes se pueden evitar, por lo que es muy importante la prevención y detección temprana de la enfermedad.

Prevención y detección temprana

El 40% de todos los cánceres pueden prevenirse si incorporamos hábitos saludables a nuestra vida diaria como: no fumar, tener una alimentación equilibrada y saludable, realizar actividad física, ser moderado en el consumo de alcohol y evitar la fuerte exposición al sol.

Cuanto más temprano se detecte la enfermedad, mayores son las probabilidades de cura y tratarlo con éxito. Por eso, es importante realizarse controles periódicos, y ante la presencia de síntomas realizar una consulta médica.

Causas del cáncer

Como mencionamos previamente es necesario tener una rutina diaria saludable pero cabe destacar que existen ciertos factores de riesgo que pueden propiciar el desarrollo de la enfermedad:

  • Excesivo consumo de alcohol.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Déficit en la alimentación y nutrición.
  • Poca actividad física.
  • Consumo de tabaco.
  • Radiación ionizante.
  • Exposición a sustancias cancerígenas en el lugar de trabajo.
  • Mutaciones celulares a causa de una infección.
  • Edad.
  • Consumo o contacto de sustancias que producen cáncer (carcinógenos).
  • Predisposición genética.
  • Estado del sistema inmunitario.

Cáncer y Covid-19

Durante la pandemia, se retrasaron los diagnósticos y tratamientos por interrupciones en los centros de salud esenciales o por inasistencia de los pacientes a sus controles periódicos. Situación que ha provocado un descenso en la detección de casos así como el diagnóstico tardío en una etapa más avanzada de la enfermedad, lo que puede llevar al paciente a recibir tratamientos más fuertes y prolongados.

Actualmente los protocolos para la prevención de la infección por COVID-19 en los centros donde se prestan servicios oncológicos se encuentran plenamente desarrollados e implementados, ya que son fundamentales para proteger a los pacientes y los trabajadores de los centros de salud.

De esta manera, con el objetivo de llevar tranquilidad y evitar un posible retraso en el diagnóstico de esta enfermedad, queremos recomendarle a toda la comunidad que retome sus hábitos de una vida sana y equilibrada, pero sobre todo que concurra a sus médicos y centros de salud más cercanos para realizarse los controles correspondientes.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.