Saltear al contenido principal

Durante la madrugada del 6 de julio, La Cámara de Diputados de la Nación aprobó – con 218 votos a favor, 1 en contra y 0 abstenciones – el proyecto de ley de Cuidados Paliativos, que busca incrementar la calidad de vida de aquellos pacientes con enfermedades crónicas o degenerativas a través de una atención integral e interdisciplinaria.

El proyecto fue aprobado por la mayoría de los legisladores, siendo Ricardo López Murphy, el exministro de Economía y diputado de Republicanos Unidos, de Juntos por el Cambio por CABA, el único que rechazó la propuesta.

El objetivo de esta nueva ley argentina es desarrollar una estrategia de atención centrada en la persona, abarcando diferentes aspectos y necesidades del ser humano: físicas, psíquicas, sociales y espirituales. De esta manera, el foco está puesto en elevar la calidad de vida de los pacientes, y de sus familias, promoviendo el acceso a terapias farmacológicas y alternativas con evidencia científica, destinadas a la atención paliativa, la educación, la investigación y formación de profesionales en el área.

El proyecto además busca afirmar la vida «sin intentar acelerar ni retrasar la muerte», aliviar el dolor físico, emocional y espiritual del paciente. Así, se buscará ofrecer un sistema de apoyo integral para asegurar la calidad de vida y la dignidad del paciente hasta el final. Incluyendo también facilitar herramientas, acompañamiento y capacitaciones a las familias y allegados durante la enfermedad, las complicaciones clínicas y el duelo.

Para asegurar este acompañamiento integral, el proyecto también contempla el desarrollo de un sistema de evaluación de calidad mediante estándares que permitan conocer el desempeño de la atención paliativa en todos sus niveles.

En el marco de esta ley, se incorpora la creación de redes de asistencia que atraviesen todos los niveles del sistema de salud con la finalidad de favorecer el acceso a los Cuidados Paliativos previendo el trabajo articulado de distintos equipos especializados. Además se realizarán capacitaciones y acciones particulares para estos equipos, y en especial aquellos que trabajen en el primer nivel de atención. Asimismo, la comunidad no está exenta de este programa, ya que se compromete a “proporcionar a la comunidad los conocimientos y herramientas necesarios para sostener el proceso de cuidado del paciente en el ámbito familiar y comunitario”.

Otro punto importante que establece esta norma es que las prestaciones del “Programa Nacional de Cuidados Paliativos” deben implementarse desde el diagnóstico de la patología, incluyendo todo lo necesario para llevar adelante el tratamiento y realizar los estudios relacionados, contemplando su desarrollo tanto en efectores de salud como en el domicilio particular del paciente, indicado por prescripción médica.

En esta misma línea, la ley menciona que se desarrollarán mecanismos para garantizar, en todo el territorio nacional, la provisión y distribución adecuada de aquellos medicamentos esenciales para la atención paliativa,

Además, este proyecto también hace referencia a los pacientes que se encuentran internados en UTI (Unidad de Terapia Intensiva). Los mismos tendrán derecho a recibir “acompañamiento psicológico permanente, información continua vinculada a su salud en lenguaje comprensible si la persona así lo desea, así como su derecho a manifestar su voluntad ante procedimientos quirúrgicos, de reanimación artificial o al retiro de medidas de soporte vital cuando sean extraordinarias o desproporcionadas en relación con la perspectiva de mejoría, o produzcan un sufrimiento desmesurado”. A su vez, tendrán la potestad de aceptar o rechazar procedimientos de hidratación o alimentación “cuando los mismos produzcan como único efecto la prolongación en el tiempo de ese estadio terminal irreversible o incurable”.

Siguiendo con los pacientes internados en Unidades de Terapia Intensiva, se les permitirá el acompañamiento de familiares, allegados o personas de confianza de acuerdo a la capacidad del efector de salud. Además, el acompañante gozará del derecho a recibir información “completa, detallada y con lenguaje accesible” acerca del estado de salud, tratamiento y equipamiento relacionado al paciente; y podrán solicitar instrucciones sobre el comportamiento que deben tener dentro de las salas de internación y conocimiento sobre el equipo de protección personal para garantizar la seguridad sanitaria.

Fuente: «Qué dice la nueva ley de Cuidados Paliativos» – Página 12 – 7 de julio.

Desde el Hospice Madre Teresa entendemos que este es un gran hito para el desarrollo de los Cuidados Paliativos en nuestro país y una iniciativa que ayudará a más personas a acceder a la atención paliativa, elevando su calidad de vida y asegurando su dignidad hasta el final. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer y debemos seguir trabajando en materia profesional y social. Es así que queremos compartirles las reflexiones finales del «Centro de Bioética – Persona & Familia» incluidas en el artículo «Sancionan la ley de cuidados paliativos en Argentina» escrito por Facundo Martínez Oliver:

«Reflexiones finales

Mas allá de ser una ley nueva, que demostró en este caso estar en concordancia de la mayoría en el recinto, no debemos dejar de lado la importancia de seguir en busca de leyes que velen por la dignidad de todas las personas. Leyes que saquen a la luz las problemáticas que sufren las personas con alguna enfermedad como así también los largos caminos que deben recorrer sus familiares para que se les de un trato digno. Debemos construir letra que acompañe a la vida desde la concepción, sabiendo que a lo largo de los años podremos encontrar un sistema que acompaña y cuida a los pacientes, porque toda vida merece ser vivida.

Ahora bien, en el específico campo de la salud, además de las leyes que abordan aspectos particulares de una patología o de un conjunto de prestaciones, como es este caso, también se requiere una legislación más integral y sistémica, que resuelva problemas serios del sistema de salud en la Argentina, caracterizado por la fragmentación y las profundas inequidades en el acceso.

A su vez, junto con las leyes, la clave es la implementación efectiva de estas medidas, para que la letra no quede muerta. En este punto, la redacción de la ley aprobada sobre cuidados paliativos permite ver que hay muchos aspectos importantes que están sujetos a la reglamentación y a la adhesión de las provincias. Por eso, esperamos que la reglamentación de la ley de cuidados paliativos y las adhesiones provinciales lleguen pronto.»

Los invitamos a descargar y leer el proyecto presentado ante el Congreso de La Nación en este enlace.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.