Saltear al contenido principal

Testimonio de Juan Fiscela (Voluntario)
Llegué al Hospice Madre Teresa por intermedio de un amigo el Dr. Pablo Zanazzi, quien me contacto con el Dr. Cristian Viaggio. La intención era ver si podía aportar mi granito de arena en tan maravillosa obra que están llevando adelante. Si bien no tenía un profundo conocimiento de la Institución, tengo la gracia de conocer a algunos de los fundadores/voluntarios del Hospice (Cristian, Paula y Lorena), quienes me inspiraban a sumarme.

Fue allí, que poco a poco me fui interiorizando sobre su apostolado y el Hospice, cuando a mediados del 2013 empezamos a colaborar haciendo algunos mobiliarios y diferentes cositas que necesitaba la Casa.

Gracias al “llamado” que recibí a través del Dr. Viaggio, no solo me ofrecieron poder sumarme como un nuevo voluntario, sino que me permitió acercarme nuevamente a Jesús y poder realizar mi voluntariado por el prójimo en el Hospice Madre Teresa. En esta corta experiencia he podido ver como Jesús se manifiesta en cada persona y en cada obra por más pequeña que sea.

Es por esta razón que quiero, en especial agradecer a todas las personas que forman parte de esta gran Institución, por su dedicación, vocación de servicio, templanza y amabilidad, como así también, a mi familia y a mi papá quienes siempre estuvieron a mi lado para acompañarme en este nuevo camino.

Sigan adelante, no bajen los brazos y muchas gracias por todo su apoyo y cariño.

Atte. Juan M. Fiscela
Voluntario

Esta entrada tiene 6 comentarios
  1. muy lindo tu testimonio, es cierto, en el hospice nos sentimos más cerca de Dios y sentimos la presencia de Jesús, por eso se respira tanta paz en el lugar.

  2. Muchas gracias Juan por el compromiso, la dedicación y el amor con que trabajás junto a tu papá en el hospice. Jesús nos toca el corazón y nos va transformando día a día. Las personas que hacemos más tiempo que estamos, nos damos cuenta como el hospice nos va transformando poco a poco, pero también es cierto que cada uno de los voluntarios aporta sus dones y talentos sin mezquindades y ese es el sentido de la “comunidad al servicio del que sufre” (http://hospicemadreteresa.org.ar/esp/notas/hospice-madre-teresa-comunidad-al-servicio-del-que-sufre-ii/)
    Muchas gracias Juan, Roberto (papá), Andrea (esposa de Juan) y a su pequeño hijo Joaquín.
    Los quiero mucho
    Cristian

  3. Muchas gracias Juan por el testimonio, la dedicación y el amor en la entrega diaria al Hospice como siempre decimos, cada voluntario tiene sus dones y talento enraizados en la caridad. También hago extensivo el agradecimiento a tu papá Roberto, a tu esposa Andrea, y a tu hijo Joaquín. Creo que entre todos podemos seguir haciendo del hospice “Una comunidad al servicio del que sufre” http://hospicemadreteresa.org.ar/esp/notas/hospice-madre-teresa-comunidad-al-servicio-del-que-sufre-ii/
    Un abrazo
    Cristian

  4. Hola Dios los bendiga por su valiosa ayuda en pro de los mas necesitados.
    saben yo soy de Honduras y les escribo por que estoy tratando de encontrar información acerca de la enfermedad cuci ya que tengo un amigo que fue diagnosticado con este padecimiento y en nuestro país poco o nada pueden hacer para ayudarle al grado de decirnos que solo tenemos que esperar que el muera y nos mandaron sacarlo del Hospital y llevarlo a su casa, mi amigo ya no puede caminar por si solo ya que su perdida de peso a sido exagerada al grado de pesar 79 libras y siendo un hombre que media 1 metro 85 cm su estado es triste.
    hace unos días un doctor nos dijo que la única manera de salvarle la vida es aplicándole un medicamento llamado infliximab y aparte de ser extremadamente caro según lo que yo he leído tiene efectos y riesgos secundarios muy delicados pero me gustaría uds me comentaran si saben algo de esto y que posibilidades de vida tiene mi amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *