Saltear al contenido principal

El Día Mundial contra el Cáncer, adoptado en la Carta de París dentro del marco de la Cumbre Mundial contra el Cáncer para el Nuevo Milenio realizada en París el 4 de febrero de 2000, se celebra todos los años el 4 de febrero para unir a la sociedad mundial en torno a una misma meta: situar al cáncer en las prioridades de la agenda global de salud con un mensaje positivo y unificado, logrando así evitar millones de decesos gracias a la educación, la concienciación, la presión social y la acción gubernamental.

Lema 2022-2024: «Por unos cuidados más justos»

El nuevo lema del Día Mundial contra el Cáncer para los años 2022-2024 es: «Por unos cuidados más justos». El mismo está directamente relacionado con la sensibilización y reducción de la brecha de equidad que afecta a casi todas las personas del mundo en el acceso a información, prevención y tratamientos de esta enfermedad.

Si bien nos encontramos en una época que ha mostrado grandes avances en la prevención, diagnóstico y tratamiento del cáncer, en muchas ocasiones el acceso a la atención oncológica se ve dificultado por los ingresos,
la educación, la localización geográfica de la persona afectada, o también por factores de discriminación
basada en la etnia, raza, género, orientación sexual, edad, discapacidad y/o estilo de vida.

Sin embargo, si trabajamos en conjunto todos podemos ayudar a reducir el impacto del cáncer: para uno mismo, para nuestros seres queridos y para todo el mundo. Es por ello que el primer año de la campaña «Por unos cuidados más justos» está enfocado en entender y reconocer las inequidades en la atención del cáncer en todo el mundo, porque solo cuando hemos aprendido y comprendido, podemos actuar y progresar.

Así, desde el Hospice Madre Teresa nos unimos a la lucha contra el Cáncer compartiendo información sobre su prevención y diagnóstico:

El cáncer, prevención y detección temprana

El término «Cáncer» alude a un conjunto de enfermedades que generan el crecimiento de células anormales de forma descontrolada en casi cualquier órgano o tejido, sobrepasando sus límites habituales e invadiendo partes adyacentes del cuerpo y/o propagándose hacia otros órganos.

El cáncer se puede prevenir modificando hábitos o evitando la exposición a determinados factores de riesgo:

  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Mantener un peso saludable y llevar una dieta saludable abundante en frutas y hortalizas.
  • Hacer ejercicio periódicamente.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Tener relaciones sexuales sin riesgo.
  • Vacunarse contra la hepatitis B y el VPH.
  • Reducir la exposición a la radiaciones ultravioleta y la radiación ionizante.
  • Evitar la contaminación atmosférica de las ciudades y el humo de combustibles sólidos en el interior de las viviendas.
  • Realizarse los controles médicos correspondientes de acuerdo a edad, sexo, historia clínica y antecedentes.
  • Llevar un control adecuado de las infecciones crónicas, ya que algunas también pueden considerarse como factores de riesgo.

Fuentes
World Cancer Day – Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC)
OMS – Organización Mundial de la Salud
OPS – Organización Panamericana de la Salud

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.