Saltear al contenido principal

En el transcurso de los últimos dos meses, un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de Luján, concurrió al Hospice Madre Teresa para realizar un trabajo práctico para la materia de Marketing.

Durante sus visitas, recorrieron la Casa de la Divina Misericordia, y realizaron entrevistas a varios miembros del equipo, lo que les permitió conocer en detalle nuestra obra, qué son los Cuidados Paliativos, los talleres que brinda nuestra institución, cómo se realiza la coordinación de los voluntarios y sus tareas, las formas de colaborar con nuestra misión, y los eventos solidarios que nos ayudan económicamente.

Las chicas nos cuentan su experiencia en primera persona

Somos alumnas de la Universidad Nacional de Luján, de la carrera Contador Público y Licenciatura en Administración. El objetivo del Plan de Marketing es aplicar todo lo visto en la asignatura Marketing en una ONG. Entre las propuestas que brindaron las profesoras, se encontraba el Hospice Madre Teresa. Solicitamos si podíamos trabajar con el Hospice, ya que una compañera lo conocía de cerca, porque ayudaron a su papá durante su lucha contra el Cáncer y en la etapa final de su vida.

Además, nos interesó ya que no todas las integrantes lo conocíamos, y cuando supimos de qué se trataba, quisimos saber más sobre la ayuda que brindan a la sociedad. Fue tanta la cercanía con el tema social tratado, que conseguimos varios socios, como nuestras familias y nosotras mismas. Intentamos hacer diferentes proyectos para dar a conocer el Hospice a todo el Partido de Luján, para juntar fondos para los gastos diarios y para que se tome conciencia de la importancia de sumarse a ser socio, padrino o voluntario.

Tuvimos la suerte de poder entrevistar al Doctor Cristian Viaggio, a Mariela, la Secretaria, y César Peláez, nuevo Presidente de la Comisión Directiva, quienes nos atendieron muy amablemente, brindándonos la información necesaria para el trabajo, contándonos la función de cada persona en la institución y cómo acompañan a los huéspedes y a sus familia en el momento que están atravesando.

Un resumen del trabajo académico

En nuestro Plan de Marketing que diseñamos para el Hospice, decidimos reestablecer el logo con la intención de generar un impacto sobre la sociedad, reflejando la verdadera esencia del servicio que brinda la institución. El Hospice, más allá de ser su función principal el albergue de personas con enfermedades progresivas e incurables, es un lugar que permite a las personas expresar tanto sus preocupaciones, temores y alegrías. Es un lugar de reflexión, encuentro y acompañamiento, que ayuda al huésped a contrarrestar la tristeza y desaliento que ocasiona su enfermedad y a mantener su ánimo a través de actividades de recreación y psicoterapéuticas, que implican contención emocional y espiritual.

Propuesta de diseño

Estudiantes de la UNLu en el Hospice La mano central inferior representa al huésped y el conjunto de brazos que lo acompañan. Así representamos la ayuda de los colaboradores (familiares, voluntarios, profesionales, socios y donantes). Por otra parte, las extremidades del cielo representan la divinidad y la fe. Realzamos los tonos morados, rojizos y anaranjados para demostrar carácter, fuerza, seguridad, alegría y tranquilidad.

«La vida es una lucha… acéptala»

El eslogan fue extraído de una frase de la Madre Teresa de Calcuta, quien fue una persona referente, que inspira y estimula a la institución por su labor con los enfermos y los más necesitados. Es así, que los profesionales que trabajan en el Hospice defienden el derecho a la vida, los Cuidados Paliativos, y la dignidad al final de la vida.

Nuestra gratitud hacia el Hospice

Estamos agradecidas de haber hecho este Plan. Nos hizo crecer como estudiantes y como personas. Ayudar al que más necesita, desde el lugar que cada uno puede, tendría que ser parte de nuestras vidas, y el Hospice da la oportunidad de hacerlo. Gracias a las personas de Hospice que colaboraron con nosotras, siempre vamos a estar a disposición de ustedes para lo que necesiten, valoramos mucho el trabajo de todos los integrantes y como ciudadanas se los agradecemos de todo corazón.

Adela, una de las integrantes del grupo universitario destaca: «Aprovecho la oportunidad para volver a agradecerles su colaboración, y su interés por el trabajo. Fue muy importante y movilizante en lo personal, ya que mi familia conoce de cerca el Hospice, donde mi papá encontró la compañía que necesitaba y mi mamá sigue como voluntaria agradeciendo el amor que ustedes nos dieron».

Adela Caporales, Pilar Varzán, Agustina Cosmede, Agustina Montenegro y Katherine Arias.

Desde el Hospice Madre Teresa agradecemos a las chicas por haber elegido nuestra institución para su trabajo, interesarse por nuestra labor solidaria y ayudarnos en la difusión de nuestra obra dentro de la comunidad de Luján. ¡Gracias por su visita y dedicación!

Esta entrada tiene un comentario
  1. Muchas gracias por el esfuerzo, la dedicación y el respeto. Que Dios las guié en el camino del estudio y en su futura profesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.