Saltear al contenido principal

“Vos sos la Vida, sos la paz, Vos sos nuestra esperanza, sos el Camino para andar, sos fuerza y sos confianza”.

Quizá estos versos pertenecientes a la canción final entonada en la Misa de Luz, puedan ser síntesis y sentido, mensaje y compromiso de esta hermosa celebración que nos une cada año.

El viernes 6 de diciembre se llevó a cabo en la Casa de la Divina Misericordia, la Ceremonia de la Luz: “Enciende una luz, una vida”. Como todos los años, la familia del Hospice Madre Teresa y toda la comunidad que nos acompaña se reunió para orar y recordar a los huéspedes fallecidos durante el 2019.

De este modo, familiares, voluntarios, enfermeras y amigos de la institución, participaron de una conmovedora Misa, en la cual, durante el momento de las ofrendas, se encendió una vela como símbolo y signo de la vida de quien nos dejó físicamente, pero es presencia viva en nuestra memoria y nuestro corazón.

Antes de finalizar la ceremonia, se realizó una suelta de globos en donde cada uno llevaba uno deseo escrito: junto a ellos se elevaban también nuestra gratitud y nuestras súplicas, para que el Señor y la Virgen sean siempre guías y sostenimiento espiritual de nuestra hermosa tarea de “acompañar a vivir hasta el final en dignidad”.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.