Saltear al contenido principal

“La belleza está en los ojos del que mira”: recibir como obsequio una obra de arte, en cualquiera de sus manifestaciones, nos lleva a admirar sus formas, sus colores, sus expresiones, todo aquello que quiere expresar su autor por medio de su trabajo creativo.

Hace unos días, llegó a nuestra Casa de la Divina Misericordia como regalo una pintura donde se destacan el rostro y las manos de la Madre Teresa de Calcuta, realizada por la señora María Cristina Jech de Zanatta. Acompañaba a esta obra una conmovedora carta en donde Cristina nos felicita por nuestra labor, y nos anima a continuar por nuestro camino, teniendo siempre como guía la imagen de nuestro modelo a seguir.

“Por cada gota de dulzura que alguien da, hay una gota menos de amargura en el mundo”, es una de las frases enunciadas y “vividas” por la Santa de Calcuta y que han sido plasmadas por la artista rodeando la imagen. Asimismo, esta reflexión es la consigna que seguimos en cada jornada, porque estamos convencidos de que aliviar a la persona que sufre, es ayudarlo a conservar su dignidad, disipando su tristeza y el dolor que lo agobia tantas veces.

Queremos expresar nuestra profunda gratitud por este regalo, manifestando que, como mencionamos al principio, somos nosotros, los seres humanos en su tarea diaria, quienes debemos aprender a mirar el mundo en toda su belleza, la cual, como el arte, no excluye el dolor, ni las sombras, ni aquello que nos resulta tantas veces incomprensible.

¡Gracias María Cristina por regalarnos tu arte!

¡Un nuevo obsequio para el Hospice!

Esta entrada tiene un comentario
  1. Quien tiene que estar agradecida ,es la sociedad toda, a ustedes miembros de esa maravillosa obra.
    Lo que hacen es increíble y admirable.
    Lo mío sólo fue una gotita de ese agradecimiento, creí que dentro de mis posibilidades, podía adornar con la madre, una pared.
    Lo hice con mucho amor y dedicación. Le pedí a ella que me ilumine, puesto que lejos de ser una artista, soy sólo una aprendiz con ganas.
    Gracias por el amor que ponen!
    Gracias por el tiempo que dedican!
    Gracias por el ejemplo!
    La madre Teresa seguramente estará orgullosa de que en la tierra puedan haber quedado seres como ustedes que continúen con su obra de Amor .
    No cambien nunca!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.