Saltear al contenido principal

«Dios no prometió días sin dolor, risa sin tristeza, sol sin lluvia, pero sí prometió fuerza para cada día, consuelo para cada lágrima y luz para el camino. Entonces cuando la vida presente mil razones para llorar, demuéstrale que hay mil razones para sonreír.»

FLIA. ARAYA

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.