Saltear al contenido principal

En esta oportunidad compartimos las palabras de Sabrina quien pudo acompañar, junto a su pequeña hija, los últimos momentos de su pareja:

En este lugar, despedí cada día, cada minuto, cada maravilloso instante… a mi amor, mi compañero.

Me permitieron estar y dormir allí con nuestra beba de meses. Fue muy importante para nosotras acompañarlo hasta su final en esta tierra, para procesar su enfermedad, procesar que se merecía un cuerpo o un lugar mejor y darle todo nuestro amor para convertir un momento doloroso en un viaje de luz. La luz que nos acompañará a seguir con nuestras vidas.

Agradezco a cada persona que nos ayudaron allí dentro. A las enfermeras Yoli, Yoli la colorada, María Luisa, Mirtha y Lili, amor para ellas. A Lore y a los doctores que nos trataron con mucho respeto.

A las voluntarias que nos hicieron sentir como en casa, amor para ellas.

Nunca nos olvidaremos de todos ustedes, gracias.

Sabrina y Violeta.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.