Saltear al contenido principal

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota” Madre Teresa

Cuántos recuerdos, cuántas experiencias, cuántos momentos vividos… Recordaba que el 25 de mayo del año pasado, un feriado nacional, hacíamos la mudanza hacia la Casa de la Divina Misericordia… Y hoy observaba nuestra organización, nuestro proceder, nuestra Comunidad y, sobre todo, el amor con la que se hacen las cosas cotidianas. Como decía la Madre Teresa, seguimos adelante sin detenernos y sobre todo, cada día que pasamos en el Hospice aprendemos a dar hasta que duela y cuando duele tratamos de dar todavía más.

No sólo acompañamos a los enfermos y sus familias en los domicilios sino que ahora hemos concretado la apertura del Hogar. Sabemos que cada miembro del Hospice esta semana ha tenido el corazón lleno de alegría mostrando la hospitalidad y entregándose al servicio del amor al prójimo, cocinando, lavando la ropa y planchando, limpiando la casa, haciendo las compras y sobre todo, viviendo la Eucaristía.

Sabemos que: “El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz”. En todos estos años es más lo que recibimos que lo que damos. El Hospice es una verdadera comunidad al servicio del que sufre.

Hoy recibimos a nuestro primer Huésped!!! Imagínense que no existen palabras para describir tal momento de bienvenida, cuando ingresó y todos esperábamos. Su familia y amigos tan contenedores… Con esta misma emoción y con todo el amor que tenemos hemos llegado a formar esta GRAN FAMILIA del Hospice.

El acompañamiento espiritual del Padre Luis Fornero y la celebración de la Misa por el Padre Juan Pablo Contepomi, nos guían en el camino del apostolado. La Misa estuvo dedicada especialmente a nuestro primer Huésped y a su familia, como así también, en agradecimiento por cada voluntario y pidiendo la gracia necesaria para poder perseverar. Unidos en la oración y la eucaristía encontramos la fortaleza y la paz que cada uno necesita para continuar en este camino de apostolado.

Seguramente me quedé escasa de palabras y haya muchos sentimientos y vivencias por agregar. Invito a cada miembro del Hospice a compartir sus vivencias…

Les dejamos imágenes de hace un año para recordar y algunos momentos fotografiados de esta semana tan intensa y llena de amor.

¡Gracias a todas las personas por acompañarnos y ayudarnos a seguir adelante con este apostolado!

Celeste Camerano

Esta entrada tiene 13 comentarios
  1. Realmente como describir el “momento”, no se puede hacer con palabras, estábamos todos tan felices por despegar con la atención de huéspedes en la casa y al fin sucedió, llegó el día, y con él un montón de responsabilidades en nuestras manos, todo tenía que funcionar para brindarle la atención que corresponde y la contención a ella y a su familia y pusimos manos a la obra todos juntos, no aflojamos, con la ayuda de Dios y de la Virgencita que siempre nos acompañan comenzamos a marchar a paso firme día a día. Recuerdo siempre una frase de la madre Teresa: ” La vida es servicio”. Tal cual, eso nos llena de paz y felicidad.

  2. Doy gracias a Dios por todo lo que estamos viviendo como comunidad. Pido al Espíritu Santo que nos ilumine en esta hermosa tarea de reflejar su Amor. Gracias a todos por ser parte de este sueño hecho realidad!!!

  3. Hermoso lo que escribís, María Celeste, hermosas las fotos, y los comentarios que me preceden, que son de quienes viven desde dentro toda esta gracia y providencia divina que es el Hospice.
    Muchas gracias, Dios los bendiga.

  4. Gente linnndaaa!!! cuánto los quiero!! sigan adelante con el proyecto! la comunidad toda se los agradece.
    Que Dios los siga iluminando durante todo el camino!

  5. Hay momentos en que las palabras no pueden expresar los sentimientos..es todo mucho mas fuerte, intenso..
    GRACIAS DIOS..por ponerme en este hermoso camino con esta familia tan hermosa que encontre!
    Los quiero muchisimo

    1. .Puedo recordar que me acerqué a ustedes para agradecer su atención, hace ya casi diez años…….y me fui quedando, de a poquito, pero con todas las ganas porque ÉSTE era el lugar donde podía sembrarse y crecer y dar frutos en abundancia mi necesidad de “Hacer por el Otro”……maduré, crecí….crecimos…. en confianza, en Fe, en esperanza, en esfuerzo, en amor y alegría….. una inmensa alegría por todo lo que se iba logrando día a día……ustedes, amigos, me dejaron ver claramente el rostro del Cristo sufriente, y me dieron las herramientas para, como el Sireneo, ayudar a llevar la cruz…….Y así pude ayudar a llevar la de otros, la de mi hermana, y por qué no, la mía…….En éste, nuestro Hogar, siento que la plenitud de nuestro ser consiste en SERVIR……Gracias Señor, porque no es necesaria la palabra….. una sonrisa, un apretón de manos, una caricia, un “gracias” simplemente….. hacen de nuestra estadía en la casa el sitio donde se encuentra la FELICIDAD completa…..

  6. Es una gracia poder compartir con todos los voluntarios este apostolado maravilloso. Dios nos conceda la gracia de poder perseverar y seguir ayudando !

  7. Es ser solidario y de gran ayuda para aquellos personas que tienen o sienten soledad ,es una gran virtud debpoider ayudar en esta gran obra y el grupo que actualmente ayuda gracias

  8. Queridos hermanos nosotros queremos tener una cita con ustedes para ver como podemos ayudarles ya que nosotros somos un grupo Pastoral que trabajamos en cada una de Nuestras Parroquias y a la vez a la Arquidiócesis, este grupo fue creado por su Excelencia Monseñor Jose Dimas Cedeño Delgado Arzobispo Emerito de Panamá, gracias y Bendiciones.

  9. Señor gracias por todo estos momentos por las ganas de servir a nuestro prójimo por dar y seguir dando amor al que necesite por ser una comunidad estrechamente unida en la oración !!!!

  10. NO SABIA QUE SE PODIA TENER DOS FAMILIAS A LA VEZ .. YO LAS TENGO MI FAMILIA DE LA VIDA Y MI FAMILIA DEL CORAZON .UNA DE ELLAS, LA FAMILIA DE HOSPICE.ME SIENTO FELIZ DE CUMPLIR ESTA MISION .DE SER UNA GOTA EN EL MAR.SOLO LE PIDO A DIOS ME DE SALUD PARA ACOMPAÑAR A QUIENES LA PIERDEN DE UNA MANERA A VECES DIFICIL DE ACEPTAR.
    QUE JESUS MISERICORDIOSO NOS ENVIE SU LUZ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *