Saltear al contenido principal

A partir de las medidas de aislamiento preventivo establecidas en el mes de marzo por el Gobierno Nacional, desde el Hospice Madre Teresa nos vimos en la obligación de interrumpir temporalmente la internación en la Casa de la Divina Misericordia y adaptar nuestra actividad implementando el Programa de Asistencia Ambulatoria. Sin embargo, continuamos cuidando día a día de nuestra Casa realizando diferentes trabajos de mantenimiento y refacción.

Durante estos siete meses, algunos voluntarios del Hospice acudieron periódicamente a nuestra querida Casa de la Divina Misericordia, bajo estrictos protocolos, para cumplir con sus tareas asignadas de mantenimiento de las instalaciones, cuidado del parque y de la huerta.

Además, en el transcurso de las últimas semanas la Comisión Directiva del Hospice Madre Teresa decidió renovar la pintura de los distintos ambientes de la Casa de la Divina Misericordia, incluyendo el sector de asistencia, habitaciones de huéspedes, baño, pasillo y enfermería.

¡Nuestra Casa se está preparando para volver a reabrir sus puertas y retomar su funcionamiento cuando las circunstancias lo permitan!

No queremos dejar pasar esta oportunidad sin agradecer a todos los voluntarios que nos acompañan, así como a los Socios y Padrinos que siguen apoyando nuestra misión y contribuyen a que estas mejoras sean realidad.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.