Saltear al contenido principal

El pasado 20 de mayo se llevó a cabo, bajo la organización Club Rotary Juan Barnech, la sexta edición del desfile solidario a completo beneficio del Hospice Madre Teresa. El mismo se realizó en el salón Novo Eventos, ubicado en Almirante Brown al 1705.

El desfile solidario es uno de los eventos más importantes para el Hospice Madre Teresa, y para gran parte de la comunidad de Luján. Esta celebración nos da la posibilidad de reunirnos con personas queridas, pasar un momento de alegría, y por supuesto colaborar económicamente con la noble tarea de la institución en el área de cuidados paliativos.

Esta edición del desfile, que tuvo un récord de ventas de entradas, giró en torno a la alegre temática «Moda y pintura, un amor eterno«. Así, cada auspiciante y artista local pudo elegir un pintor reconocido o movimiento artístico histórico, para mostrar sus prendas, accesorios, peinados y maquillajes, e incluso realizar acciones en vivo de música, baile y pintura.

Desde el comienzo de la jornada, los asistentes, modelos, y colaboradores fueron recibidos con una pequeña merienda que los invitaba a conversar mientras aguardaban expectantes las pasadas de moda y las demostraciones de arte. Hacia el final, las autoridades del Rotary agradecieron a los asistentes y voluntarios por participar y hacer posible este gran evento.

En esta oportunidad, el desfile solidario batió récord en la venta de entradas, participación de comercios y voluntarios. Así, al evento asistieron más de 500 personas, que vieron desfilar a más de 30 adultos y 25 niños pequeños. Además, en el detrás de escena colaboraron más de 20 personas voluntarias, 20 propietarios de comercios y 24 rotarios. Tampoco se debe olvidar a los más de 170 comerciantes y particulares que aportaron con su publicidad durante el evento.

Guillermo Grattone, miembro del Club Rotary Juan Barnech, agradece a todos los negocios participantes que ponen su esfuerzo, dedicación y espíritu solidario digno de las grandes personas, entre ellos: Tout-Tisse, Anaquel, Gala, Óptica Frezzia, Elizabeth Secret, Chiquilines & co. y Pura Sangre. Por último, le damos las gracias particularmente a Mónica Sibolich que pone sus conocimientos, tiempo, dedicación y pasión al servicio de la comunidad, y en este caso del Hospice Madre Teresa.

Todos juntos logramos con los años conformar un gran equipo de trabajo que da como resultado un evento de calidad, reconocido y esperado por la comunidad de nuestra ciudad. Sabemos que nuestro aporte no es mucho pero como dijo la Madre Teresa: «A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar seria menos si le faltara esa gota».

Desde el Hospice Madre Teresa queremos agradecer al Club Rotary Juan Barnech, a los comercios adheridos, a los modelos, voluntarios y diversos colaboradores, por hacer realidad este evento y comprometerse con nuestra obra año tras año. Además, agradecemos a todos aquellos que nos acompañaron este año y compartieron la alegría de vivir y ayudar junto a nosotros.

¡Muchas gracias a todos! ¡Hasta el próximo año!

Galería de fotos

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.